Reportaje al

pie del patíbulo

 

 

Julius Fucik

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Esta Obra reconocida mundialmente como el manifiesto inigualado de cómo un comunista debe comportarse frente al enemigo, espera una nueva edición.

Hasta que podamos volver a publicarla en soporte papel,

la ofrecemos en su versión digital

 

 

 

 

descarga el libro

Autor: Juluis Fucik

ISBN

Materia: 

Edición: 

Páginas: 

Formato:

 

 

SOBRE EL AUTOR


Julius Fucik nació el 23 de febrero de 1903 en Smichov, barrio obrero de Praga, capital de la actual República Checa. Además de tornero trabajó en la fábrica de Ringhofer; gustaba del canto, actuando en distinto teatros del país.
En 1914, cuando estalla la Primera Guerra Mundial Fucik ingresa en el Instituto de Segunda Enseñanza, editando Slovan (El Eslavo), su primer periódico juvenil a los 12 años, también editó Cehc (El Checo).
El primero de Mayo de 1918, un año después de la Revolución Rusa, participó de la manifestación obrera en Plezn, ciudad que albergaba a la famosa fábrica Skoda, acompañado de varios de sus compañeros de estudio.
La proclamación de la república encontró a Fucik ilusionado con las fuerzas que derrocaron al imperio Austro-Húngaro.
En 1920 fue miembro de la cooperativa que editaba Pravda (La Verdad) en Plezn. A los 18 años se afilió al Partido Comunista y comenzó sus estudios en la Facultad de Filosofía y Letras de Praga.
Escribe en varios periódicos, El Socialista, Pramem (La Fuente) y Avantgarda (La Vanguardia). Además en el 25 comenzó a publicar informaciones sobre espectáculos teatrales en Rude Pravo (El Derecho Rojo), órgano central del Partido Comunista de Checoslovaquia.
En 1930, con cuatro delegados, viajó clandestinamente a la URSS. Volvió a su país para relatar los enormes esfuerzos en la construcción del socialismo que llevaba a cabo su primer Plan Quinquenal. En uno de sus viajes, fue detenido y trasladado a la cárcel de Pankrac, lugar donde volvería posteriormente.
En 1933, fue publicado en Tvorba, "Teresita y el jovial embargador", su primera novela corta.
En ese mismo año se convirtió en redactor en jefe de Halo Noviny (Halo periódico) nuevo diario cultural y político del Partido Comunista. Fucik se vio obligado a vivir en la clandestinidad. En 1934 viajó secretamente a la URSS y la recorrió durante dos años. En 1936 se lo encontró como defensor del pueblo español contra el dictador Franco. Además trabajó en la formación de un gran frente alertando sobre el peligro de fascismo.
En 1938 retoma la redacción de Tvorba, en momento en que el Partido Comunista movilizaba al pueblo por la independencia de la República. Con la aceptación del Pacto de Munich, el gobierno traidor decretó sin tardanza la prohibición de todas las publicaciones del Partido Comunista. Fucik sigue escribiendo artículos en la clandestinidad. Un año después el 15 de Mayo de 1939, la ocupación del territorio Checo es total por parte del ejército nazi.
Buscado intensamente, vive en Praga, ocultándose en hogares obreros. En esa situación sigue estudiando la historia de la literatura checa y reestableciendo contactos con miembros del primer Comité Central ilegal del Partido Comunista.
En Nombre de la intelectualidad de su país escribe su "Carta abierta a Goebels" ministro nazi de propaganda: "Pero si usted, calumniador infame se imagina que nosotros, intelectuales checos, tenemos menos orgullo y menos carácter que el pueblo del que brotamos, si usted se figura, que podrá reducirnos o atemorizarnos para que nos alejemos y vallamos con la Gestapo contra el pueblo; si usted piensa todo eso, oiga nuestra respuesta que le reiteramos, no, nunca, jamás".
En 1941, al ser detenido el Comité Central, Fucik cooperó en la organización del segundo y quedó a cargo de la dirección política y de la propaganda en la prensa. Además de asegurar la publicación ilegal de Rude Pravo editó la Constitución de la URSS y la Historia del Partido Comunista (Bolchevique) de la URSS.
Miles de Comunistas y de patriotas checos fueron encarcelados y ejecutados. La Gestapo quería liquidar el combate clandestino y terminar con el órgano dirigente del PC.
El 24 de abril de 1942 Julius Fucik cayó.
El 25 de agosto del año siguiente, luego de feroces torturas, Fucik es juzgado en Berlín.
Se le preguntó si reconocía haber ayudado con sus actos a la Rusia bolchevique, a lo que respondió: “Si he ayudado a la URSS, he ayudado al ejército rojo, y eso es lo mejor que he hecho en mis 40 años ... (Me hice comunista porque no podía ni quería resignarme a sufrir el régimen capitalista... ahora van a dictar ahora su sentencia. Conozco su contenido. La muerte a ese hombre. Mi veredicto acerca de ustedes lo he dictado hace ya mucho tiempo, escrito con sangre de la gente honrada de todo el mundo: ¡Muera el fascismo, muera la esclavitud capitalista! ¡La vida al hombre! ¡El porvenir al comunismo!
El 8 de septiembre de 1943, al alba de su décimo cuarto día de condenado, fue ejecutado en el presidio hitleriano de Plotzensee, en Berlín.